Y al final me voy convirtiendo en un viejo mas…

Un año más y como diría mi abuelo, un año menos… Dicen que los 22 es una edad para el “cambio”. Cambiar de coche, cambiar de curro, terminar los estudios y/o empezar una relación.

Lo del coche es más que improbable, no hay que ser vidente para darse cuenta de que si tus padres te regalan ropa el día de tu cumpleaños es porque “no da” para más gastos… así que 1-0 para los locales. Cambiar de curro, un poco difícil si no tengo uno. 2-0 y dando recital. Terminar los estudios, aún se podría considerar. Este año termino un ciclo y el que viene, otro, aunque más de lo mismo (informática). Pongamos 2-1 y entran en el partido. Y lo de sacarme novia, hace un par de semanas pero como ha caído muy cerca del día, podríamos poner un empate, 2-2 provisional.

Ayer cumplí 22, los “dos patitos” que me acompañaran hasta los 23. No entiendo porque toda la gente me dice lo mismo, que como lo llevo, que si me siento diferente, que como prueban, como estoy… la verdad es que es un día más, tampoco hay para tanto. Pero bien, tengo 365 días para demostrar que estoy en forma, regularizarme y marcar el definitivo 3-2 que me dé la victoria. Aunque perder, a veces, es ganar…

 

Y al final me voy convirtiendo en un animal, en un viejo mas, de esos que se pierden por la ciudad sin sueño ni plan, abeja en panal…

Nada especial, nada especial…

Quant a bumoda

Free, Happy and Optimistic
Aquesta entrada ha esta publicada en En el tren. Afegeix a les adreces d'interès l'enllaç permanent.

Una resposta a Y al final me voy convirtiendo en un viejo mas…

  1. David ha dit:

    Título extraído de la canción "Nada especial" del álbum "Caraluna" de Bacilos:Y al final me voy convirtiendo en un animal, en un viejo mas, de esos que se pierden por la ciudad sin sueño ni plan, abeja en panal…Nada especial, nada especial…Web: http://www.bacilos.com

Els comentaris estan tancats.